Home > Descargas > Mapa del Sitio >

 

Lactancia Materna

 

 

 

 

La lactancia materna es la forma de nutrición natural del lactante y sus ventajas nutritivas, inmunitarias y psicológicas son conocidas. La leche materna es el alimento óptimo para el lactante y su composición, es la ideal para el mejor crecimiento, desarrollo y maduración durante los primeros 4 a 6 meses de vida, reduce la incidencia y la gravedad de las enfermedades infecciosas, y disminuye la morbilidad y la mortalidad infantil.

 

El primer año de vida, es el período de crecimiento y desarrollo más rápido en la vida del niño y es cuando éste es más inmaduro y vulnerable. Por ello es importante proporcionarle una alimentación suficiente y adecuada.
La alimentación del niño en el primer año de vida se basa en la leche humana y se completa con otros alimentos (alimentación complementaria), con el doble objetivo de satisfacer sus necesidades nutritivas y crear unos hábitos alimentarios adecuados.



MANEJO EN EL PARTO Y PUERPERIO INMEDIATO

Técnica de amamantamiento

 

Posiciones de amamantar:

 

•  Sentada clásica

•  Ponerle la espalda recta y colocar una almohada bajo el niño para que quede más cerca del pezón.

•  Acercar al niño al pecho y no el pecho al niño: Así no se provocarán molestias en la espalda:

•  Colocar al niño sobre un brazo, de tal forma que se pueda sostener con la mano del mismo brazo la pierna o las nalgas del niño.

•  Procurar que la cara quede exactamente frente al seno, lo que permitirá sostener el pecho con la otra mano en forma de letra C, es decir, con el pulgar arriba de la areola y los otros 4 dedos por abajo del pecho.

•  Tocar con el pezón el labio inferior del niño, para así desencadenar el reflejo de búsqueda.

•  Al abrir la boca se debe atraer al niño rápidamente hacia el seno para que tome no sólo el pezón sino la mayor parte de la areola.

Para cambiar de seno o al terminar de lactar se debe introducir suavemente el dedo en la comisura labial del niño, con lo cual se rompe el vacío que se forma dentro de la boca y pueda soltar el pezón sin lastimar el seno.
•  Acostada en decúbito lateral .

•  El cuerpo del bebé sigue el cuerpo de la madre y están juntos abdomen con abdomen.

•  La madre ofrece el pecho del lado en que está acostada.

•  Esta posición y la próxima que describiremos (balón de fútbol) son las más apropiadas para las madres que han tenido operación cesárea.
•  “Balón de fútbol”

El cuerpo del bebé se encuentra debajo de la axila de la mamá, con el estómago pegado a las costillas de la madre. Esta sostiene el cuerpo del uno con el brazo del mismo lado y con la mano le sostiene la cabeza.

 

Recomendaciones prácticas

 

•  La mamá debe comprobar que el niño esté con su pañal seco y limpio.

•  Lavarse las manos con agua y jabón cada vez que vaya a amamantar.

•  No es necesario lavar los senos, es suficiente el baño diario.

•  Al terminar de lactarlo aplicar una gota de leche sobre el pezón, lo cual lubrica y evita infecciones por su efecto protector.

•  La mamá debe estar tranquila y cómoda.

•  El tiempo promedio de lactancia es de 10 a 15 minutos para cada seno, pero esto es individual de cada niño, ya que unos comen despacio y otros más rápido.

•  Se deben alternar los senos en cada mamadas.

•  Se debe ayudar al neonato con la eliminación del aire ingerido.

•  Deben ser alimentados a libre demanda. En las primeras semanas puede hacerse con intervalo de menos de 3 horas, ya que ellos tienen un tiempo de vaciamiento gástrico muy rápido, y además ayuda a mantener el suministro de leche ya que mientras más amamantan, más leche tendrán.

 

Manejo del puerperio tardío

 

En este tema se destaca la importancia del seguimiento, sobre todo en aquellas puérperas que tienen riesgo de abandonar la lactancia como ocurren en las madres adolescentes.

Es indispensable detectar en la primera consulta, después del regreso de la madre adolescente del hospital, las condiciones clínicas, psicológicas y sociales que pueden influir en ella para abandonar la lactancia materna.

Seguimiento:

El seguimiento es muy importante en estos casos, no sólo para la realización de la vigilancia del crecimiento y desarrollo en niños, sino también para reforzar la información y alentar el amamantamiento, Así tenemos que reafirmar en la madre:

•  Confianza en su capacidad para lactar.

•  Las ventajas de la leche materna para el niño y para ella.

•  El amamantamiento es a libre demanda (día y noche).

•  Evitar la introducción temprana de alimentos.

•  Que ella lleve una nutrición e ingesta de líquidos adecuados.

Se debe insistir y estimular en la familia sentimientos para que apoyen y alienten a la madre a continuar con la lactancia materna.

Se deben aclarar dudas y proporcionar información correcta a toda la familia sobre los principales mitos y creencias, lo cual proporcionará herramientas para orientar a la madre y estimularla a amamantar, dándole bases científicas sobre esto.

 

Nutrición materna durante la lactancia.

 

En este tema se explica el concepto de requerimientos nutricionales y las recomendaciones a la mujer que lacta.

Requerimientos. Es la cantidad de energía, que a través de proteínas y otros nutrientes, un individuo sano debe ingerir para satisfacer todas sus necesidades fisiológicas. En el gasto energético de un individuo intervienen los siguientes factores:

•  Metabolismo basal: gasto energético por el funcionamiento de los órganos y mantenimiento de la temperatura corporal.

•  Crecimiento corporal: la energía que se necesita durante el crecimiento corporal.

•  Embarazo: energía extra necesaria para mantener la gestación.

•  Lactancia: energía extra necesaria para la producción láctea.

•  Actividad física: a mayor actividad, mayor gasto de energía.

•  Efecto termogénico de los alimentos: es el gasto de energía que se utiliza para absorber, digerir y almacenar los alimentos que se ingieren.

Todo esto en la madre adolescente se incrementa, ya que la misma aún está creciendo y necesita, por tanto, energía extra.

 

Dieta equilibrada y variada

 

I.- Durante el período de la lactancia no se requiere de una dieta especial. Tanto la cantidad de líquido como de alimentos que ingieran, están regulados por su propio apetito.

La mejor manera de evaluar una buena alimentación es a través de los cambios en el peso corporal.

II.- Es necesario combinar y variar los alimentos a fin de cubrir no sólo las necesidades energéticas y proteicas diarias, sino también las de vitaminas y minerales así lo transmitiremos a la madre adolescente los alimentos que debe ingerir y le indicamos la importancia de conocer cuáles alimentos aportan mayor cantidad de nutrientes y reconocerlos por sus características:

•  Cereales y tubérculos: Este grupo aporta principalmente hidratos de carbono.

•  Frutas y verduras: Aporta principalmente vitaminas y minerales.

•  Leguminosas y alimentos de origen animal: Aporta principalmente proteínas.

•  Grasa y azúcares: Se considera este grupo como accesorio, ya que se utilizan principalmente para dar sabor a las comidas, aunque también aportan energía.

Así tenemos que una dieta idónea (equilibrada y variada) debe combinar estos grupos de alimentos siguiendo 3 principios básicos:

•  Consumir frutas y verduras (consumirlas de estación y así es más económico y variado el menú).

•  Combinar cereales y tubérculos con leguminosas, así se complementan sus proteínas mejorando su calidad.

•  Consumir una pequeña cantidad de productos de origen animal, a pesar de que estos alimentos contienen proteínas de alta calidad, son caros y tiene un alto contenido de colesterol y grasa saturada, las cuales consumidas en exceso son dañinas a la salud.

Factores de riesgo nutricional  

•  En mujeres desnutridas, el volumen de producción de leche se encuentra moderadamente disminuido, pero la duración de la lactancia no se acorta.

•  La leche es producida a expensas del tejido materno.

•  El contenido de proteína y otros nutrientes se encuentra ligeramente disminuido.

•  Parece ser que al disminuir la cantidad de leche, los nutrientes se encuentran más concentrados y, es por ello, que casi no varían en relación a las encontradas en madres bien nutridas.
El mejor momento para evaluar el estado nutricional materno es el posparto, donde la madre debe tener un sobrepeso de 2 á 3 KG en relación al peso previo al embarazo.

Extracción manual. Administración, conservación y almacenamiento de la leche materna

La extracción manual de leche es una práctica muy útil para mantener la producción de leche de la madre en situaciones especiales.

Indicaciones para la extracción manual:

•  Niños prematuros que por cualquier razón no pueden succionar directamente el seno.

•  Madre o hijo que por razones médicas no pueden estar juntos.

•  Madre que trabaja o tiene que permanecer fuera del hogar.

•  Casos extremos de dolor en el pezón de la madre o prevenir o aliviar la congestión.

•  Alteraciones anatómicas o funcionales que impiden al recién nacido la succión normal al seno.

•  Para aumentar la producción de leche.

 

Técnica de extracción manual

 

Consta de tres pasos:

1.- Preparación.

2.- Estimulación.

3.- Extracción.

1.- Preparación.

Debe realizarse lavado de manos con agua limpia y jabón, y secar las mismas con una toalla o trapo limpio dedicado a este fin.

2.- Estimulación.

Para estimular a través del masaje las células productoras de leche y sus conductos, debemos emplear la siguiente técnica:

•  Comenzar el masaje en la parte superior del seno, oprimir firmemente hacia la caja torácica, esto lo realizamos con movimientos circulares con los dedos en un mismo punto. Así vamos a otras áreas del seno.

Damos masaje en espiral alrededor del seno hasta llegar a la areola, esto ayuda a relajar a la madre y estimula el “aflojamiento” de la leche.

•  Sacudir suavemente ambos senos inclinándose hacia delante la fuerza de la gravedad ayuda a la bajada de la leche.

3.- Extracción.

•  Colocar el pulgar y los dedos índices y medio aproximadamente 3-4cm detrás del pezón.

•  El pulgar encima y los dedos debajo del pezón formando una letra C con la mano.

•  Empujar los dedos hacia la caja torácica: girar o dar vueltas los dedos y el pulgar. Este movimiento giratorio oprime y vacía los senos lactóferos sin maltratar los tejidos. Deseche los primeros chorros de leche de cada lado.

•  Repetir en forma rítmica para desocupar los depósitos.

Evitar los siguientes movimientos:

•  Apretar el pecho que puede condicionar la aparición de pequeñas microhemorragias subdérmicas.

•  Halar hacia fuera el pezón ya que puede dañar tejidos.

Recomendaciones:

Estos masajes descritos, realizarlos en ambos pechos durante un tiempo de 20-30 minutos, alternando, con la extracción de la siguiente forma:

•  Extraer leche de cada pecho de 5-7 minutos.

•  Dar masajes, frotamiento y sacudir suavemente los senos.

•  Extraer nuevamente la leche de cada pecho durante 3-5 minutos.

•  Dar masajes, frotamiento y sacudir nuevamente.

•  Luego extraer leche durante 2-3 minutos.

Al terminar moje sus pezones con una gota de leche y deje secar al aire.

 

Apoyo a la lactancia

 

Será más fácil escuchar y aprender de las madres, si se identifican sus aspectos sociales, culturales, económicos y familiares, ya que se sentirán comprendidas.

Debemos brindarle seguridad y confianza de que son escuchadas y entendidas.

Utilizar:

•  Una postura correcta.

•  Contacto visual.

•  Tono de voz.

•  Una distancia adecuada.

•  Usar en la conversación pausas y silencios.

Dentro de los principios de consejería tenemos:

1.- Saber entender los sentimientos y pensamientos de la madre.

2.- Ser honestos.

3.- Privacidad.

4.- Preocupación y respeto hacia su familia y tradiciones.

5.- Ofrecer opciones y que ella decida.

 

Aspectos psicológicos en la lactancia materna.

 

La maternidad y la paternidad constituyen una tarea vital y es una de las más difíciles de las tareas humanas.

Etapas en el papel de padre:

•  Anticipación.

•  Formal.

•  Informal.

•  Personal.

Primero, antes de desarrollar cada etapa, es importante considerar que cada madre y familia pueden manifestarse de manera individual. Este proceso en la madre puede tomar entre 3 a 9 meses.

•  Etapa de anticipación.- En esta etapa hay que:

•  Advertir a la mujer que puede tener cambios en su humor durante las primeras semanas después del parto.

•  Que reduzca aspectos en su vida que la angustien.

•  Y que tanto la madre como el padre deben apoyarse mutuamente.

•  Etapa formal. En esta etapa debemos explicarles que fisiológicamente va a haber una disminución brusca de las hormonas en su organismo, y esto determina un estado de ansiedad, unido a la responsabilidad que adquiere, al cansancio del parto y a la inseguridad de poder alimentarlo.

El padre puede mostrarse ambivalente o incluso puede tener celos del niño. Debe explicársele que debe participar activamente en los cuidados de su hijo.

•  Etapa informal.- La madre se comienza a relacionar con otras madres que están pasando por la misma etapa y ya ven otras opciones. Ahí es donde le creamos un clima de confianza.

tapa personal.- Adquiere identidad de “madre” y ya se siente capaz de asumir esta responsabilidad. Hay que hacerle sentir lo valioso de este desarrollo personal en que ella ha logrado como mujer.

 

 

Contactar: Dra Rosa Maria Alonso Uria
Especialista 1er grado de Pediatría Especialista de 2do grado de Neonatología.
Profesora Titular y Consultante de la Facultad de Ciencias Médicas “Miguel Enríquez”
Máster en Atención Integral al Niño.

Investigadora Auxiliar  
Avenida 101 Número 20804 entre Blanco y Villa Rosa Rpto Las Granja. Cotorro.
Ciudad Habana. Cuba.
Teléfono: 6825776

Copyright - 2007 Licenciatura Informatica. Arslam Mata Gonzalez - Luis R. Villar Romero