Home > Descargas > Mapa del Sitio >

 

Maternidad y paternidad responsable

 

 

 

 

La adolescencia, etapa comprendida entre la niñez y la adultez, es un período de grandes transformaciones de carácter intelectual, físico y emocional, entre las cuales se destacan la aceleración del desarrollo corporal y el aumento de los requerimientos psicosociales, puesto que los jóvenes comienzan a independizarse de los padres, a relacionarse con sus contemporáneos y a adquirir una responsabilidad social-básica .


Estos cambios les hacen susceptible de afrontar diversos problemas de salud como el embarazo precoz, el cual es relativamente frecuente, pues más de 15 millones de adolescentes entre 15 y 19 años paren anualmente y alrededor de 5 millones de los abortos ocurren a esas edades.

La realidad cubana, en materia de salud reproductiva, dista de lo antes expuesto tanto para la región como para el mundo. Planificación familiar, derechos reproductivos y salud sexual y reproductiva, son estrategias del SNS de larga data (más de 30 años). La existencia del Programa Nacional Planificación Familiar y Riesgo Reproductivo permite potenciar la información, orientación, educación y los servicios dirigidos a las mujeres y sus parejas, así como satisfacer las necesidades de adolescentes y jóvenes en salud reproductiva.

La prevención del embarazo no deseado entre adolescentes y jóvenes debe incluir los aspectos de género, toma de decisiones, autonomía, derechos y autocuidado. La promoción de salud sexual dirigida a fomentar la salud sexual requiere incluir la equidad de género y la construcción de una subjetividad femenina basada en la capacidad de optar y negociar.
Los programas dirigidos a reducir el embarazo no deseado y el aborto requieren de la participación y compromiso de mujeres y varones.
El Programa Nacional de Educación Sexual ha posibilitado, que la educación de la sexualidad forme parte de las actividades curriculares y extracurriculares de la escuela cubana, la formación de recursos humanos de la salud y de las comunidades del país mediante pilares claves como son el sector de la salud y la educación, y organizaciones de gran representatividad como la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), y en esta última, el mecanismo para el adelanto de la mujer en Cuba, están encargadas de monitorear y dar seguimiento a las acciones.

El 13% de los partos en Cuba se presentan en mujeres de menos de 20 años de edad. La paternidad responsable es un aspecto importante en la educación del adolescente para una vida adulta satisfactoria. Todos sabemos que las madres adolescentes se exponen a riesgos de salud para ella y sus hijos. Los padres adolescentes ven sus planes frustrados, ya que deben adaptarse a un nuevo rol y tomar una serie de decisiones que quizás ni siquiera habían imaginado. Tanto la madre como el padre quizás tengan que abandonar los estudios y dedicarse al niño. Conllevará a depender económicamente de sus padres para poder mantener a su hijo.

Aunque puede ser una experiencia maravillosa si se está preparado, la paternidad o maternidad es una situación que requiere gran responsabilidad .


Durante el período de recuperación la madre adolescente debe tener los siguientes cuidados:

•  Descansar lo más posible.

•  Dieta bien balanceada

•  Tomar vitaminas

•  Cuidar su apariencia

Cambios emocionales

•  Las mamás se sienten cansadas porque el cuidado del Recién Nacido requiere mucho trabajo.

•  Con la práctica diaria se va aprendiendo el cuidado del Recién Nacido tanto por la madre como por el padre.

•  Si el neonato es inquieto y llora mucho:

•  Trata de relajarte.

•  Méselo

•  Pídele al padre, a tu familia, vecinos o amigos o amigas que te ayuden.

•  Haz amistad con otras parejas y madres jóvenes.

•  Comparte tus temores, preocupaciones y/o frustraciones.

•  Más de la mitad de las madres se deprimen después del parto esto se debe a cambios hormonales y al trabajo que se exige con el niño. Esto dura alrededor de seis semanas, sino debe consultar con su médico.

•  El padre debe aprender a ser padre. Ayudar a la madre. Han perdido de ahora en adelante cierta libertad. Si participa del cuidado del niño, se va a sentir más ligado a él y tendrá una relación mejor que la de los padres que no cuidan a sus hijos.

•  La pareja debe discutir la planificación familiar antes de reanudar las relaciones sexuales pues debe quedar nuevamente embarazada. Recordar que la recuperación total toma 2 años y los niños más saludables nacen al dejar pasar un tiempo de 2 a 4 años.

 

 

 

 

Contactar: Dra Rosa Maria Alonso Uria
Especialista 1er grado de Pediatría Especialista de 2do grado de Neonatología.
Profesora Titular y Consultante de la Facultad de Ciencias Médicas “Miguel Enríquez”
Máster en Atención Integral al Niño.

Investigadora Auxiliar
Avenida 101 Número 20804 entre Blanco y Villa Rosa Rpto Las Granja. Cotorro.
Ciudad Habana. Cuba.
Teléfono: 6825776

Copyright - 2007 Licenciatura Informatica. Arslam Mata Gonzalez - Luis R. Villar Romero